domingo, 15 de noviembre de 2009

CÓMO REALIZAR UN EMPALME ELÉCTRICO


El empalme eléctrico es la unión de dos secciones de cable enrollando las puntas de ambas y luego recubriéndolas con cinta aislante. Es una técnica provisional muy utilizada dentro de las prácticas domésticas para la reparación o el mantenimiento de aparatos, e incluso en las instalaciones de reciente puesta en marcha. Siempre se intentará sustituir en breve con otro empalme más profesional.

Las regletas de conexión, ya sea ésta de plástico, caucho o porcelana, son indispensables para realizar la tarea con seguridad. Estos son unos sencillos pasos que os enseñarán a evitar accidentes:
1.-Primero hay que cortar los diferentes cables que van a ser unidos por un empalme. Para aumentar la seguridad y los posibles cortocircuitos, realizaremos esta operación teniendo en cuenta que cada cable tiene que ser cortado a diferente altura. Con el paso del tiempo, la cinta aislante puede deteriorarse o el pegamento de la misma puede ser de baja calidad. Si cortamos los cables con varias medidas, evitaremos que los mismos se junten aunque la cinta que los une ceda.
2.- En cuanto a la altura a la que se corte cada cable, es primordial que dicha altura permita que los cables estén lo suficientemente separados para que, cuando procedamos a realizar el empalme, éstos no entren en contacto.
3.- Luego hay que pelar los cables. Para ello, debemos retirar el plástico aislante que les rodea. La herramienta que necesitamos para llevar a cabo este fin puede ser bien una tijera de electricista, bien un pelacables.
4.- Para terminar, procederemos a la unión de los hilos. Debemos cubrir cada hilo con su correspondiente trozo de cinta aislante. También le daremos una última vuelta con la cinta a la totalidad del cable con el objeto de dejarlo más recogido y eléctricamente aislado.

Entradas populares