miércoles, 30 de noviembre de 2011

Las estufas de parafina

Las tradicionales estufas de parafina necesitan estar rellenando cada cierto tiempo el estanque de parafina. Requiere de ciertos cuidados, pues en caso de un mal mantenimiento resulta contaminante y tiene cierto grado de toxicidad.
En el éxito de la parafina como combustible es determinante el estado de las estufas. Es necesario cambiar la mecha todas las temporadas o cuando empieza a echar olor a parafina.
No tiene gastos de instalación ni pérdida de calor sin necesidad. Sin embargo, debe usarse siempre en ambientes que tengan una constante renovación de aire (living, comedor o pasillos). No ubicarla en dormitorios ni en lugares sin adecuada ventilación.


    Entradas populares